SÍNTOMA DE PARÁSITO.

No image
0/5 No hay votos
Desarrollador
--
--

Reportar esta app

Descripción

​Los síntomas de parásitos intestinales surgen debido a la ingestión de los huevos y de los quistes de estos microorganismos, los cuales están presentes en la tierra, carnes crudas o superficies sucias y que se desarrollan en el intestino, provocando síntomas como distensión y dolor abdominal o picazón en el ano.La presencia de parásitos es más común en los niños, debido a que tienen el sistema inmune en fase de desarrollo y mayor contacto con el piso y la suciedad, metiéndose las manos en la boca pudiendo ingerir los microorganismos.Para saber si es posible que tengas parásitos intestinales, selecciona los síntomas que presentas a continuación

  1. Dolor abdominal constanteSíNo
  2. Barriga hinchada o exceso de gasesSíNo
  3. Cansancio frecuente sin razón aparenteSíNo
  4. Comezón en el anoSíNo
  5. Períodos de diarrea intercalados con estreñimientoSíNo
  6. Presencia de pequeños puntos blancos en las hecesSíNo
  7. Pérdida de peso sin razón aparenteSíNo
  8. Alteraciones del apetito con mucha o poca hambreSíNo
  9. Heces muy oscurasSíNo
    A pesar de que es más común que surjan síntomas intestinales, también es posible que los parásitos se desarrollen en otros sitios fuera del intestino, como en el estómago, pulmones o cerebro, por ejemplo, pudiendo causar otros síntomas como náuseas, vómitos, acidez, tos, fiebre, dificultad para respirar y alteraciones neurológicas. Existen casos en que la presencia de parásitos en el intestino provocan distensión abdominal, causando un ligero malestar alrededor del ombligo.
    Vea cómo confirmar si tiene lombrices intestinales, así como algunos remedios caseros y medicamentos para eliminar los parásitos en el vídeo a continuación:
    TODO SOBRE PARÁSITOS INTESTINALES| SÍNTOMAS, MEDICAMENTOS Y PREVENCIÓN
    hand signaling like521SUSCRIBIRSE
    Síntomas de parásitos en bebés
    Los síntomas de parásitos en el bebé y en los niños pueden ser:
    Vómitos, diarrea o cólicos;
    Falta de ganas de jugar;
    Barriga hinchada, que no desaparece después de masaje abdominal;
    Picazón en el ano, especialmente por la noche, dificultando el sueño;
    Presencia de gusanos en el pañal, ano o heces del bebé;
    Piel amarillenta;
    Retraso en el crecimiento.
    Los síntomas de los parásitos en la infancia surgen principalmente en los bebés con más de 6 meses de edad, debido a que tienen mayor contacto con el piso y la suciedad. En estos casos es importante consultar al pediatra para iniciar el tratamiento adecuado.
    Tratamiento para los parásitos intestinales
    Signos y síntomas que indican la presencia de Parásitos Intestinales
    El mejor tratamiento para los parásitos intestinales es hecho con la ingestión de medicamentos antiparasitario, pero también es importante que durante y después del tratamiento se laven bien las manos para evitar la transmisión de los huevos de estos parásitos a otros individuos, especialmente después de defecar o antes de cocinar, por ejemplo.
    Es importante también que se adopten medidas de higiene y prevención para evitar la transmisión a otras personas. Por lo que es importante lavarse bien las manos después de ir al baño y antes de preparar los alimentos, evitar el consumo de agua y alimentos potencialmente contaminados, mantener las uñas cortadas y cocinar bien la carne, por ejemplo. Más información sobre el tratamiento de los parásitos intestinales aquí.
    Cuáles son los medicamentos más utilizados
    Los medicamentos más utilizados son el Albendazol y el Mebendazol, pero se debe consultar a un médico general antes de utilizar cualquiera de estos medicamentos, debido a que existen diversos tipos de parásitos intestinales, pudiendo ser recomendado el uso de otros antiparasitarios como Secnidazol, Tinidazol y Metronidazol, por ejemplo.
    Estos medicamentos pueden ser comprados en la farmacia en forma de comprimido de dosis única o en jarabe para adultos y niños con más de 2 años, sin embargo, su uso varía de acuerdo con el tipo de parásito por lo que es importante acudir al médico para identificar cuál es la causa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *