Reportar esta app

Descripción

La crucifixión de Jesús es la piedra angular de la fe cristiana.

Toda la Escritura conduce a este momento culminante en la historia de la humanidad. Jesucristo, el Hijo de Dios, dio su vida para vencer las consecuencias mortales del pecado. . . de una vez por todas. Él nos abrió un camino para estar en presencia del Padre, el Único Dios Verdadero, y para vivir con Él por la eternidad en el cielo. A través de la muerte más dolorosa, llegó el mayor regalo, nuestra salvación a través del Mesías. Honramos el recuerdo de la muerte de Jesús el Viernes Santo de la Semana Santa y celebramos su resurrección el domingo de Pascua .

¿Qué significa la crucifixión?

La crucifixión es una sentencia de muerte, un clavado o atado de las manos y los pies a una viga de madera y se deja colgar allí hasta la muerte por agotamiento o asfixia. La crucifixión que Jesús sufrió fue aún más brutal que el castigo típico para los delincuentes. Le dieron una corona de espinas, golpeado en el camino, burlado y humillado. A veces las piernas de los delincuentes se rompen para acelerar el proceso, pero Cristo fue perforado en el costado y se determinó que ya estaba muerto para que sus piernas no estuvieran rotas . Mientras que una crucifixión era una ejecución, también era una humillación, al hacer que los condenados fueran lo más vulnerables posible.

La muerte de Jesús en la cruz.

Simboliza el llamado cristiano a “tomar nuestra cruz” diariamente y elegir a Dios cada día por el poder del Espíritu Santo. La crucifixión también se define como un trato injusto o persecución , definiendo acertada mente lo que a menudo nos cuesta en esta vida seguir a Cristo. Pablo declaró significativamente: “He sido crucificado con Cristo y ya no vivo, pero Cristo vive en mí. La vida que ahora vivo en el cuerpo, la vivo por fe en el Hijo de Dios, que me amó y se entregó por mí ”( Gálatas 2:20 ).

¿Quién es Jesús?

Jesús representa a una persona del Dios Triuno, el único Hijo de Dios. Él eligió venir a la tierra, de acuerdo con el gran plan de Dios para restaurar y redimir a Su pueblo, que en todo el Antiguo Testamento, no cumplió Sus leyes debido a la naturaleza caída y pecaminosa establecida cuando Adán e Incluso sucumbieron a la tentación del diablo en el jardín del Edén. Caminó por la tierra durante 33 años viviendo una vida sin pecado, fue crucificado, murió, fue enterrado y resucitó de la muerte. Ahora está sentado a la diestra del Padre, donde permanecerá hasta que regrese, un tiempo que solo Dios conoce.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *