crema de maisena.

No image
0/5 No hay votos
Desarrollador
--
--

Reportar esta app

Descripción

La maicena, también conocida como almidón de maíz.

Es una especie de polvo o harina muy fina que se obtiene gracias a la molienda y el procesamiento de los granos de este vegetal. Este producto ha sido siempre bastante popular en las cocinas de muchas regiones del mundo siendo utilizado como un ingrediente para realizar masas, postres o incluso como un espesante de caldos. Sin embargo, desde hace unos años, la maicena está ganando cada vez más peso en el mundo de la belleza y la cosmética debido a sus grandes propiedades para el cutis.
En el siguiente artículo de un COMO te explicamos por qué la harina de maíz está cada vez más presente en los rituales de belleza. Sigue leyendo estas líneas y conoce las principales propiedades y beneficios de la maicena para la piel. ¡Toma nota!

Composición nutricional de la harina de maíz o maicena.

La maicena o harina de maíz es un producto natural extraído de los granos de este vegetal que cuenta con la siguiente composición nutricional:

  • Es rico en vitaminas del grupo B (B1, B2 y B3) y también destaca su contenido en vitamina A, C y E.
  • También destaca su alto contenido en carbohidratos complejos y en proteínas.
  • Dentro de su composición, la maicena es un producto que cuenta con diferentes minerales: potasio, hierro, fósforo, manganeso, calcio, zinc, selenio y magnesio.
  • El almidón de maíz es un alimento rico en fibra. También es importante su contenido en agua.
  • Por último, es un producto bajo en grasas y en calorías. Además no contiene gluten.

Propiedades y beneficios de la maicena para la piel.

La maicena o almidón de maíz es una harina natural que, gracias a la riqueza nutricional que hemos mencionado en el apartado anterior, cuenta con diversas propiedades muy beneficiosas para nuestra dermis. Estas son las principales propiedades y beneficios de la maicena para la piel:

Tratamiento para pieles grasas.

La maicena es un alimento que destaca por sus propiedades astringentes que nos ayudan tanto a reducir como a equilibrar los niveles de grasa de nuestro cutis. Como consecuencia de esta reducción de sebo acumulado en el rostro, la maicena tiene la capacidad de reducir otros problemas antiestéticos del cutis como la aparición de indeseados en la zona T de nuestra cara, es decir, la frente, la nariz y la barbilla.

Combate el exceso de acné y puntos negros.

Tal y como hemos indicado, el almidón de maíz tiene un efecto astringente muy potente por lo que también puede ser un excelente tratamiento para ayudar a mejorar otras afecciones provocadas por un exceso de sebo en el cutis como el acné, espinillas y puntos negros.

Se utiliza como un limpiador facial.

Su poder astringente combinado con sus propiedades antisépticas gracias a la riqueza en vitaminas y minerales, convierten a la harina de maíz es un potente. Gracias a este efecto limpiador podrás tener una piel libre de impurezas y otros contaminantes del ambiente y, en consecuencia, un rostro más iluminado y radiante.

Previene y reduce las arrugas.

Debido a su riqueza en vitamina E y en algunos minerales, la maicena también cuenta con increíbles propiedades antioxidantes. Gracias a este efecto, la harina de maíz es un tratamiento natural que, debido a su función protectora contra la oxidación de la piel provocada por radicales libres, previene los síntomas de envejecimiento como las arrugas y las líneas de expresión y le otorga a la piel un aspecto más joven.

Alivia otros problemas de la piel.

Por último, gracias al poder antiséptico de la harina de maíz, podemos utilizarlo como remedio casero para otras afecciones cutáneas como quemaduras solares o picaduras de insectos. La maicena ayuda a aliviar algunos síntomas provocados por este tipo de casos como irritación, picazón, inflamación y enrojecimiento del área afectada.

Remedios caseros para la piel con maicena.

Ahora que ya conoces las propiedades y beneficios de la maicena para la piel, puedes probar algunos de estos remedios caseros para disfrutar de este excelente producto natural. Algunas de las más populares son:

  • Mascarilla antiarrugas: para hacer este remedio casero tan solo debes mezclar dos cucharadas de maicena con una y una cucharadita de miel. Luego solo debes aplicarla en el rostro, dejarla actuar 20 minutos y retirarla con agua fría.
  • Remedio casero antiacné: en este caso, debes mezclar una cucharada de maicena con otra de miel y media taza de agua. Luego tendrás que aplicarla sobre el rostro y dejar que actúe durante media hora. Por último, retírala con agua fría.
  • Mascarilla antimanchas: para disfrutar de este remedio casero mezcla dos cucharadas de harina de maíz con media taza de leche y el jugo de un limón entero. Después aplica el remedio en el cutis, deja que actúe 10 minutos y luego retíralo con abundante agua fría. No tomes el sol con este remedio aplicado en la piel, pues el limón puede reaccionar al revés, es decir, manchando la piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *